lunes, 8 de junio de 2009

Estresado

Estaba claro... Cuanto más tiempo perdía, más se estresaba, lo cual le llevaba a perder más tiempo aún... La pescadilla que se muerde la cola.
Y tras tantos días de agobio, aquel lunes supo que algo pasaría. Y como era de preveer, pasó. Todo el mundo se lo avisó: "como sigas asi, revientas."
Y reventó.
Fue una vena:
La vena creativa.

¡¡¡Bienvenidos!!!

4 comentarios:

Irene dijo...

jejeje, me gusta! (y me encanta el fondo!!!). espero que sigas escribiendo mucho por aquí, ejem, cosas felices, ejem.
ejem.
=)

Acuática dijo...

Menudo blog molón!!! Bien, microcuentos, microcuentos!
Espero que escribas a menudo.
Bz!

Rebeca dijo...

Anda, mira lo que acabo de encontrar! =)

antonio dijo...

Autorrelatos habría molado mucho más como título...